Emiratos Arabes Unidos

©2018 por Rashid Garcia. Todos los derechos reservados

claudio daniel

Se habla del Asociación Atlética Argentinos Juniors y dicen que es la cuna de Diego Maradona, Claudio Borghi, Román Riquelme y otros grandes. Pero muchos pibes no saben quién es Borghi. Veamos un rato al Bichi

Descubrí, como muchos, a Claudio Borghi en el verano del 83. Aquella aparición la cuenta mejor que nadie Javier Roimiser -historiador de Argentinos Juniors- en esta crónica.

Como Diego, el mejor Borghi, ese que parecía venir a meterse entre los mejores del mundo, se vio en sus inicios, sobre todo en Argentinos.

El 8 de diciembre de 1985, Claudio Borghi sería protagonista de uno de los más bellos partidos de fútbol de todos los tiempos. La final entre Argentinos Juniors y la Juventus de Turín en Tokio, con la Copa Intercontinental en juego. 

Tras dejar Argentinos, pasó por Como y Milan de Italia, Neuchatel Xamax de Suiza, River Plate, Flamengo, Independiente, Unión, Huracán, Platense, México... Sin encontrar su lugar del todo

El mismo Bichi, años después, explica en pocas palabras por qué nos dejó a todos tan con tantas ganas de más. Porque seguro que podía más, mucho más.

Su lugar en el mundo lo encontraría, por fin, en Chile. Y Borghi volvió ser el Bichi de siempre en Colo Colo, O'Higgins, Audax Italiano y Wanderers.

El 17 de agosto del 96, marcaba este gol en un partidazo entre Audax y Wanderers y el maestro Pedro Carcuro lo graficaba: "Gracias Borghi por jugar en Chile".

Es uno de los 43 argentinos que saben cuanto pesa la copa del mundo. En el 86 no fue fundamental, pero cumplió en sus minutos jugados y fue campeón del mundo. 

Con la madurez, aquel flaquito tímido le abrió paso a un ya no tan flaquito gran contador de anécdotas. Borghi es un tipo con muy buena onda.

Y, gracias al Bichi, Hoy sigo sin arrepentirme de ser aquel pibe que pagó, más de una vez, una entrada para esperar el segundo en que el Bichi tirara una rabona

Y hasta acá llegamos con el recuerdo para ese crack pudo llegar más lejos de lo que el mismo quiso llegar. Un eslabón perdido en el ranking de los mejores futbolistas argentinos que yo haya conocido. El Bichi Claudio Daniel Borghi.