Emiratos Arabes Unidos

©2018 por Rashid Garcia. Todos los derechos reservados

Ubaldo

Matildo

Pequeño repaso por la carrera del mejor arquero que yo haya visto: El Pato Fillol

Debutó en Quilmes y pasó por Racing, River (El club en el que más brilló) y Argentinos Juniors antes de ir al exterior. Pasó por el Flamengo, llegó a Europa a jugar en el Atlético Madrid antes de volver a Racing y retirarse en Vélez Sarsfield.

Su "secreto" para ser el mejor siempre estuvo en sus reflejos combinados en su tremenda potencia y velocidad de piernas. Momentos en River Plate.

Justamente en River formó parte del histórico equipo de Angel Labruna que volvió a ser campeón tras 18 años de sequía. Fue campeón 7 veces. En la foto lo acompañan Juan José López, Leopoldo Luque, Norberto Alonso y Daniel Passarella. 

En el Flamengo de Río de Janeiro le alcanzó una temporada para ganar dos títulos, ser ídolo y dejar una catarata de atajadas increíbles.

Fue dirigido por Luis Aragonés y tuvo como compañero al Polilla Da Silva en su temporada en el Atlético de Madrid, en donde también regaló atajadas memorables.

Volvió a La Academia para formar parte de otro elenco inolvidable, el del Coco Alfio Basile con el que ganaría la Supercopa 88.

De ese paso por Racing quedó el recuerdo de la imborrable pelea con el Loco Carlos Enrique, que siguió con piñas en los pasillos de AFA. Eran tiempos de valientes

Se retiró con 40 y en alto nivel. En su partido final atajó un penal, le arruinó un título a River y se fue ovacionado por ambas hinchadas

Apoyado en esa potencia y velocidad de piernas solía ir en busca de centros que parecían inalcanzables para descolgar o rechazar.

Enfrentando a Diego Maradona recibió -muchos- goles maravillosos y le sacó -muchas- pelotas increíbles. Fue uno de los que más lo cobijó en su llegada a la Selección

Es uno de los dos arqueros que fueron -en cancha- campeones del mundo con la Selección Argentina. Jugó 14 partidos (récord) en 3 mundiales.

Todavía hoy comparte con Hugo Orlando Gatti el récord de penales atajados en primera división. En 1979 atajó tres en definición ante Holanda en Berna. 

Tras ganar el título mundial en 1978, Don Ricardo Alfieri tomó la imagen más simbólica del Pato Fillol junto al Conejo Tarantini para El Gráfico. El inolvidable "Abrazo del alma".

Tras ganar el título mundial en 1978, Don Ricardo Alfieri tomó la imagen más simbólica del Pato Fillol junto al Conejo Tarantini para El Gráfico. El inolvidable "Abrazo del alma".

25 años más tarde, Coca Cola reuniría para un comercial a los tres protagonistas de aquella hermosa foto.

Quedarán para siempre aquellas estiradas memorables, su imborrable actuación durante el Mundial 78 y una era la que todos los pibes que iban al arco soñaban con ser el Pato Fillol.