Emiratos Arabes Unidos

©2018 por Rashid Garcia. Todos los derechos reservados

Los 100

 

Promediaba 1960 cuando Alfredo Di Stéfano conseguía su quinta Copa de Europa, la antigua Champions League, de manera consecutiva, en un hecho todavía irrepetible, tras jugar uno de los mejores partidos de su carrera marcando un triplete en el baile histórico al Eintracht Frankfurt en Hampden Park. Pocos días después sumaba, junto a su Real Madrid, la primera Copa Intercontinental de la historia.

 

Mientras tanto, en Buenos Aires, nacía Diego Armando Maradona.

 

Promediaba 1987 cuando Diego Maradona pintaba de celeste a una anonadada Italia al conseguir el primer Scudetto en la historia del Napoli, apenas un año antes había pintado un Mundial con su nombre.

 

Mientras tanto, en Rosario, nacía Lionel Messi.

 

Argentina es un país afortunado en materia de producción de futbolistas, una circunstancia que se antoja más natural que premeditada. No se ha trabajado de manera programada en el desarrollo de futbolistas de élite, ni antes ni ahora, pero ahí están, aparecieron antes de Di Stéfano y siguen apareciendo después de Messi.

 

Ya ubicar en cada escalón del podio a los tres distintos es una tarea que depende, para dicha elección, de generaciones, gustos personales, historias adquiridas, apego a las estadísticas, prejuicios varios y siempre mucho de subjetividad. 

 

Pero mucho más arduo es poner manos a la obra de dictaminar quienes son los 97 terrenales que los acompañen en un panteón nada inmaculado, siempre debatible, como los mejores 100 futbolistas argentinos de todos los tiempos. 

 

Analizar carreras, ver vídeos de quienes tengan vídeos, revisar estadísticas, navegar hasta el hartazgo por Internet para encontrar ese pequeño dato que incline la balanza hacia uno o u otro lado, recordar relatos adquiridos de los mayores y, siempre suma, realizar algún llamado telefónico que despeje dudas. 

 

En 351 jugadores acabó la primera preselección, llegar a 200 no pareció tan complejo. De ahí en más todo fue un camino de espinas. Cada uno que se iba dejaba una espina clavada, ¿Habré sido injusto?

 

Tras, en medio de un océano de tribulaciones, tener finalmente a los 100 con los que íbamos a afrontar esta imaginaria contienda, llegó lo peor. Ordenarlos, ¿En qué escala de valores podía basarme a fin de no cometer desatinos demasiado evidentes? Cambié el orden una y mil veces, a último momento hasta se cayó alguno de los 100 y entró otro de los previamente eliminados.

 

Insomnio, dudas y enojados fantasmas mediante. Decidí saltar al vacío sin red y hacer público este delirio futbolero. Acabó privando, como era de esperarse, la exhibición caprichosa de ideales tan apasionantes como subjetivos.

 

Serán bienvenidos para participar de este debate en mi casa tuitera @AliRashidGarcia

 

Acá están, estos son, Los 100.  

 

Puestos 100 al 91, 90 al 81, 80 al 71, 70 al 61, 60 al 51, 50 al 41, 40 al 31, 30 al 21, 20 al 11, 10 al 4, Podio.

  

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Please reload

November 15, 2019

November 15, 2019

November 15, 2019

Please reload

Etiquetas